FISIOTERAPIA PREVENTIVA EN LESIONES DE CALISTENIA

FISIOTERAPIA PREVENTIVA EN LESIONES DE CALISTENIA

La calistenia es un deporte muy completo y muy poco lesivo si se practica de forma correcta y sin “excesos”. Al trabajar con el peso de nuestro cuerpo la carga que le ponemos a nuestros músculos, articulaciones, huesos y ligamentos es progresiva, va incrementando a medida que aumenta nuestra fuerza y resistencia y no hay sobrecargas ni movimientos bruscos que puedan llegar a poner en un aprieto a nuestro aparato locomotor. Siempre que metemos lastres o peso de alguna manera el riesgo de lesión también aumenta.

Aun así, cuando practicamos calistenia, como en cualquier deporte tenemos riesgos de lesionarnos, las lesiones más frecuentes bajo nuera experiencia son las contracturas musculares, puntos gatillo y síndrome de dolor miofascial, pero en algunos caso también hemos visto roturas musculares e incluso de tendones por arrancamiento al someterlos a una carga excesiva.

La mejor manera de prevenir todo este tipo de lesiones es trabajar con la musculatura en el tono adecuado, sin ningún tipo de contractura que, además de bajar el rendimiento, pueda ocasionarnos lesiones más graves. En esto, los fisioterapeutas jugamos un papel clave, ya que somos los encargados de tener vuestra musculatura a punto, con un tono adecuado, bien nutrida, oxigenada y sin contracturas.

La frecuencia con la que se deben realizar tratamientos de fisioterapia depende de muchos factores pero fundamentalmente son: frecuencia de entenamientos, intensidad de entrenamientos y molestias al entrenar.

En el caso de hacer más de 5 sesiones de entrenamientos semanales es importante hacer al menos una descarga general cada 15 días, si se hacen 2 o 3 semanales sería suficiente con “pasar por el taller” una vez al mes. Eso en caso de no tener ninguna molestia. Si tenemos alguna molestia al entrenar es importante ir allá consulta de fisioterapia ara poder al menos valorar si esa molestia puede derivar en lesiones más graves o solo se va a quedar en eso.

Cualquier deportista está acostumbrado a entrenar con dolores o molestias pero hay ciertos dolores que nos están avisando de que hay una mala función del músculo,tendón o ligamento por la que debamos preocuparnos.

En resumen, si quieres evitar lesiones y mejorar tu rendimiento, no esperes a tener dolor o un problema que te impida entrenar con normalidad, una visita a tu “fisio” de vez en cuando cambiará te ayudará a conseguir tus metas y a entrenar a gusto.

 

Contacta con GROEN Clinic:

 

Contacta con Team Bioco:

Leave a comment

Please note, comments need to be approved before they are published.